Destinatarios

Está clínica está destinada a Coaches Profesionales con la inquietud de ahondar nuevos caminos para abordar las emociones propias y de sus coachees.

Objetivos

 Que los asistentes construyan un mapa-red de sus propias emociones y distingan una forma diferente de abordarlas en una conversación de coaching.

 Inspirar a los asistentes a profundizar el mundo emocional.

Fundamentación

En trascurrir de nuestra experiencia como Coaches Ontológicos Profesionales hemos observando procesos de coaching donde suceden diferentes resultados relacionados con las emociones.

A su vez, en nuestro trabajo con Coaches en Formación nos hemos percatado que el abordaje emocional parece tarea complicada, difícil y hasta “inalcanzable”, en palabras de los propios aspirantes a Coach. Juicios que podemos fundar en los resultados logrados al respecto según nuestra observación.

Conjuntamente con esto, estimamos que estaremos de acuerdo si afirmamos que el modo particular ofrecido por el discurso de la Ontología del Lenguaje es requisito necesario pero no suficiente para abordar el mundo emocional en una Conversación de Coaching. Los Coaches, en general, tenemos la sensación de que hay algo que NO está ocurriendo cuando intervenimos en el mundo emocional del coachee.

Partiendo de esta inquietud y unas cuantas preguntas que han resonado y siguen resonando en nuestro vivir, hemos ido dando con algunos indicios, pautas e interpretaciones que nos han conducido a un lugar diferente.

En esta búsqueda tuvimos el “coraje” (aún con miedo) de abrir mente y corazón para dejar germinar un nuevo sentido, una nueva interpretación, un nuevo modo de observar el fenómeno emocional humano y llegamos a una interpretación que nos permitía mirar diferente y que ampliaba nuestro horizonte de posibilidades. Esta nueva interpretación incluye la mirada lingüística desde una mirada meta-ontológica.

Durante la clínica te mostraremos un abordaje emocional que nos está resultando efectivo para la práctica del Coaching.